Jul 12
2010

Malas Noticias

Son las 19:25 del miércoles 14 de junio del 2045. Apenas estoy acercando la tarjeta-llave a la cerradura para entrar a casa y ya siento la tensión en el ambiente porque se que me espera mi esposa con una mezcla de ansiedad y enojo. Entro a la pequeña sala donde está ella sentada y sus ojos negros me atraviesan como puñales. —Una semana —me dijo frunciendo el ceño—, ¡una semana completa y ni una llamada! Quise decirle lo siento, pero no podía pronunciar palabra. No se lo que ella vio en ese momento en lo profundo de mis ojos, que se quedó petrificada mientras yo pase directo y sin saludar a los niños y me encerré en la habitación que solímos usar para los huéspedes. Cerré la puerta y me tumbé de bruces en la pequeña cama.

Jul 05
2010

Blanco y Negro

Llegamos a tiempo a la convocatoria. Son las 17:00 del miércoles 7 de junio del 2045. La mayoría de nosotros hizo el viaje vía terrestre por lo que es notorio el cansancio. En el antiguo aeropuerto abandonado de Quito, un parqueadero casi lleno de vehículos híbridos y eléctricos enmarca el helipuerto donde esperamos la llegada de nuestro líder, que fue en persona quien firmó las convocatorias.

Jun 28
2010

La noche sin estrellas

Salgo de la ducha la mañana del martes. Es el 6 de junio del 2045 y mientras desayunamos con mi esposa y nuestros hijos pasamos por el ritual infalible de contar cada uno lo que ha soñado la noche anterior. Para variar somos mis hijos varones y yo los que menos cosas tenemos que contar (se podría decir que casi no soñamos), la bebé aún no dice su primera palabra pero confiamos que sus sueños son felices, aquí en este cómodo pero pequeño refugio de seguridad que es nuestra casa en la selva. Empero, nuevamente es el sueño de mi esposa el que me dejaría atónito y me motivaría a escribirlo, por ser uno recurrente que varias noches en el último año la ha inquietado y que tiene que ver con recuerdo de lo que pasó en esa noche que ambos deseamos olvidar...

Jun 21
2010

En las fauces de la bestia

De regreso en mi casa, a las las 12:30 GMT -5 del lunes 5 de junio del 2045, me reúno con mi familia. Me alegro de que gocen de una buena salud, pese a que hoy en día la regla general es que los niños pasen el 75% de su vida luchando contra alguna nueva enfermedad y las mujeres rara vez vivan más allá de los 45 años; gracias a que en nuestra pequeña comunidad de "exiliados en nuestra propia tierra" hemos decidido mantenernos al margen de la avalancha farmacomercial y procuramos minimizar el uso de medicinas sintéticas. Allá afuera, en las grandes ciudades y guetos, la gente depende al 100% de lo que las grandes corporaciones, que hoy son dueñas de todo el sistema de salud, les ofrecen para curarse de males que seguramente una medicina anterior les provocó como reacción.

Jun 14
2010

Los bucles oscuros

Son las 14:30 GMT -5 del lunes 5 de junio del 2045. Salgo del dispensario médico después de visitar a uno de mis amigos sobrevivientes de la última expedición de abastecimiento. Tengo un nudo en la garganta y en mi mente siguen claras las imágenes de cuando regresó casi sin vida, transportado en el buggy eléctrico de otro amigo que logró escapar de la balacera.

Jun 07
2010

Despertar de los recuerdos

Son las 06:00 GMT -5 del domingo 28 de mayo del 2045, en algún punto de lo que antes llamábamos Amazonía ecuatoriana y como de costumbre estoy esperando a mis vecinos para salir a intercambiar víveres. Los exploradores de turno aún no han regresado y los que ya estamos reunidos esperamos con frío dentro de nuestros pequeños autos 4x4 eléctricos, parqueados como de costumbre en una fila junto a la única puerta de nuestra ciudadela cerrada.